VULNERABILIDAD Y ESPERANZA

Un campesino ansiaba comprender la naturaleza de las cosas y le preguntó a un sabio maestro cómo lograrlo. Éste, de inmediato, le empujó a un caudaloso río que pasaba delante de ellos. El hombre muy asustado, ya que no sabía nadar, sacó su cabeza del agua dando manotazos y gritó pidiendo auxilio. Pero el maestro, desde la orilla y con una larga caña, le sumergió de nuevo en la impetuosa corriente del río. Al rato, cuando al hombre se le acabó el poco oxigeno que había logrado coger y sacó su cabeza para respirar, el maestro, con todas sus fuerzas, le hundió de nuevo en el agua. La tercera vez tardó más en salir y cuando lo hizo, el maestro, sin dudarlo, le empujó con decisión al fondo del río, y ya no volvió aparecer.

 

La vulnerabilidad es el sabio maestro que nos sumerge una y otra vez en el río de la verdad. En él sentimos que nos ahogamos, que nos falta el aire, y agitamos nuestros cuerpos, sentimientos y razón para intentar que nuestra cabeza emerja por encima del agua, pero ahí está ella, paciente, para hundirnos de nuevo hasta el fondo.

¿Aprenderemos, algún día, a respirar dentro del agua, a fundirnos con el río y en él encontrar nuestra felicidad? ¿Seremos capaces de no entristecernos en la vulnerabilidad, de no huir de ella? ¿Hallaremos la esperanza y la resurrección que se esconden en su fondo?

 

10.00

10 disponibles

Añadir a favoritos Añadir a favoritos
Añadir a favoritos

También te encantarán

3.00

10 disponibles

Añadir a favoritos
Añadir a favoritos

3.00

10 disponibles

Añadir a favoritos
Añadir a favoritos

10.00

10 disponibles

Añadir a favoritos
Añadir a favoritos